Nuestros Niños
Página Principal Nosotros Programas Recursos Consejos Que Pasa

 

Guías: Recreación
(Recreation)



¿A Dónde ir?: Actividades Educativas y Divertidas fuera del Hogar

Marisol Muñoz-Kiehne, PhD

No hay que ir muy lejos ni gastar mucho dinero para compartir con nuestros niños de maneras constructivas y enriquecedoras. He aquí algunos ejemplos de dónde encontrar, en su propio vecindario, actividades de interés para toda la familia.

  • Parques comunitarios
  • Centros de recreo comunitarios
  • Plazas públicas
  • Bibliotecas públicas
  • Librerías
  • Cines y teatros
  • Salas de concierto
  • Establecimientos de música en vivo
  • Establecimientos de jugar boliche
  • Pistas de patinaje
  • Campos de montar caballo
  • Galerías de juegos
  • Parques de diversiones
  • Centros comerciales
  • Paseos a pie, por auto, o autobús

Durante el año se presentan eventos en conmemoración de una fecha o una temporada, los cuales brindan a las familias maneras sanas de pasar un rato o un día en compañía de nuestros niños. Estos por lo general se anuncian en los periódicos y en la radio.

  • Mercado de agricultores
  • Ferias
  • Paradas
  • Festivales
  • Eventos deportivos
  • Eventos religiosos

En el área de la bahía de San Francisco contamos con muchos lugares que ofrecen a las familias con niños oportunidades para aprender y disfrutar juntos. La siguiente es una lista parcial.

Zoológicos

  • Oakland Zoo (510-632-9525): El estacionamiento es gratis el primer miércoles del mes.
  • San Francisco Zoo (415-753-7080): La entrada es gratis el primer miércoles del mes.
  • Happy Hollow Park and Zoo, en San Jose (408-277-3000): La entrada es $1.00 el segundo martes del mes.

Museos

  • Exploratorium, en San Francisco (415-EXPLORE): Museo de ciencia, arte, y percepción humana. Muchas actividades interactivas para niños de todas las edades. La entrada es gratis el primer miércoles del mes.
  • Children's Discovery Museum, en San Jose (408-298-5437): Museo para estimular el aprendizaje y descubrimiento en los niños.
  • Bay Area Discovery Museum, en Sausalito (415-339-3900): Exhibiciones y actividades interactivas para niños. La entrada es gratis el segundo sábado del mes, de 1 a 5 de la tarde.
  • Zeum, en San Francisco (415-777-2800): Centro interactivo de arte y tecnología.
  • Cartoon Art Museum, en San Francisco (415-CARTOON): Museo de caricaturas y tiras cómicas. La entrada es “pague según pueda” el primer martes del mes.
  • California Academy of Sciences, en San Francisco (415-750-7145): Con el propósito de explorar y aprender sobre el mundo natural, contiene el Museo de Historia Natural, el acuario Steinhart, y el planetario Morrison. La entrada es gratis el primer miércoles del mes.
  • Museum of Children's Art, en Oakland (510-465-8770): Centro para desarrollar las destrezas artísticas de los niños. La entrada a la galería es gratis; se paga por las clases, los talleres, y los campamentos.
  • El Museo Mexicano, en San Francisco (415-202-9700): Exhibiciones de arte Latino en las Américas.
  • Museo de Ferrocarril del estado de California, en Sacramento. 916-445-7387.

En la naturaleza

  • Parque Golden Gate, en San Francisco (415-831-2700).
  • Parque Tilden y Distrito Regional de Parques del este de la bahía, en Alameda y Contra Costa (510-562-7275).
  • Parques del condado de Santa Clara (408-355-2200).
  • Parque estatal East Shore, en Alameda (desde el puente Bay Bridge, hasta Richmond) (510-562-PARK).
  • Parque estatal Mount Diablo, en Contra Costa (925-837-2525).
  • Parque estatal Mount Tamalpais, en Marin (415-388-2070).
  • Parque estatal Samuel P. Taylor, en Marin (415-488-9897).
  • Parque estatal San Bruno Mountain, en San Mateo (650-363-4020).
  • Parque estatal Año Nuevo, en San Mateo (831-338-8866).
  • Reserva estatal Año Nuevo, en San Mateo (650-879-0227).
  • Reserva de Redwoods Armstrong, en Sonoma (707-869-2015).
  • Costa Nacional Point Reyes, en Marin (415-464-5100).
  • Area de recreo nacional Golden Gate, en San Francisco (415-561-4700).
  • Area de recreo estatal Lake del Valle, en Alameda (510-562-PARK).
  • Area de recreo estatal Bethany Reservoir, en Alameda (209-874-2056).
  • Area de recreo estatal Benicia, en Solano (707-648-1911).
  • Monumento nacional Muir Woods, en Marin (415-388-2595).
  • Refugio de vida silvestre nacional Don Edwards, en San Jose (510-792-0222).

Sitios Históricos

  • Parque histórico estatal Benicia Capitol, en Solano (707-745-3385).
  • Parque histórico estatal Olompali, en Marin (415-892-2232).
  • Sitio histórico nacional John Muir, en Martinez (925-228-6860).
  • Sitio histórico nacional Fort Point, en San Francisco (912-786-5787).
  • Parque histórico nacional San Francisco Maritime, en San Francisco (415-556-1659).


Ayudando a sus Niños a Desarrollarse y a Aprender a Través del Juego
Marisol Muñoz-Kiehne, PhD

  • El área de juego debe estar relativamente limpia y organizada.
  • El área de juego debe ser cómoda en cuánto a iluminación, ventilación, y espacio.
  • El área de juego debe ser segura y supervisada.
  • Al escoger juguetes, el adulto debe leer las instrucciones y tomar precauciones de seguridad.
  • Los niños que juegan con adultos desarrollan más su creatividad.
  • Observar a sus niños para descubrir sus habilidades y preferencias.
  • Dejar que sus niños dirijan la actividad de juego; usted puede añadir complejidad.
  • Hay muchas maneras de usar el mismo juguete; usted puede estimular la creatividad.
  • Ofrecer reconocimiento y felicitación cuando sus niños hablan, comparten, ayudan, piden ayuda, aceptan ayuda, tratan los juguetes con cuidado, usan su imaginación, demuestran paciencia y persistencia, intentan algo nuevo, ponen esfuerzo, recogen los juguetes, usan buenos modales, o demuestran destrezas artísticas, atléticas, mecánicas, o de razonamiento.
  • Describir en voz alta el juego de sus niños, demostrando atención e interés, enseñando conceptos, y dando ejemplo de cómo usar el lenguaje.
  • Imitar el juego apropiado de sus niños, demostrando aprobación, implicación, y dando ejemplo de cómo imitar y compartir con otros.
  • Reflejar el habla apropiada de sus niños durante el juego, demostrando que escuchamos, aceptamos, y comprendemos lo que dicen, y ayudándoles a desarrollar sus destrezas de comunicación.
  • Dar reconocimiento a las conductas apropiadas de sus niños durante el juego, dejándole saber lo que nos gusta, ayudando a fomentar una buena relación con sus niños, y causando que se repitan con más frecuencia.
  • Ignorar las conductas inapropiadas de sus niños durante el juego (a menos que sean peligrosas o destructivas), reduciendo la frecuencia de estas conductas.
  • Ofrecer estructura y orden durante el juego, facilitando una sensación de seguridad en sus niños.
  • Establecer límites, enseñándole a sus niños lo que es aceptable y lo que no lo es.
  • Hacerle preguntas a sus niños durante el juego, sin convertirlo en un interrogatorio.
  • Observar el juego de sus niños, para notar indicadores de dificultades o necesidad de ayuda profesional (por ejemplo, evaluación pediátrica o psicológica).
  • Notar si el juego de sus niños parece inmaduro para su edad.
  • Notar si el juego de sus niños parece atascado, repitiendo lo mismo una y otra vez durante mucho tiempo.
  • Notar si el juego de sus niños parece haber regresado a una etapa más atrasada.
  • Notar si sus niños son capaces de mantener la atención y enfocar la concentración.
  • Notar cómo sus niños expresan sus emociones durante el juego.
  • Notar cómo el niño se conduce cuando juega con otras personas.

¡Deportes para Todos!
Marisol Muñoz-Kiehne, PhD
Baja PDF

Una de las mejores maneras de fomentar el crecimiento saludable de nuestros niños es mediante el atletismo. Las investigaciones revelan que los deportes aportan a su desarrollo físico, mental, y social, a la vez que nos proveen oportunidades para compartir como familia. Además, ¡son pasatiempos sanos y divertidos!

Al practicar deportes los niños se ejercitan, se reduce su estrés mientras se aumenta su autoestima, y aprenden a trabajar en equipo. Aún si no llegan a ser deportistas diestros, el compañerismo atlético, el esforzase honestamente, les servirá en otras esferas de su vida.

Ideas:

  • Proveerles estímulo, apoyo, y recompensas por sus actitud deportiva y esfuerzos, ganen o pierdan.
  • Asistir a sus entrenamientos y partidos y hacer de éstos un tiempo divertido.
  • Ofrecer buen ejemplo al manejar las decepciones y siendo un espectador respetuoso.
  • Sentar metas realistas, la idea no es ganar ni ser el mejor.
  • Considerar tanto deportes individuales o grupales, baile, y artes marciales.

Recursos:

  • Centros de Parques y Recreación de su vecindario o condado.
  • Boys and Girls Club.
  • YMCA.
  • Pirámide de actividades: guías para mantenernos activos. 1-800-372-7776.

Libros:

Las costumbres sanas comienzan a formarse a temprana edad. Nunca es muy temprano ni muy tarde para aprovechar los beneficios de los deportes. Claro, “mientras antes, mejor”; mas “nunca es tarde si la dicha es buena.” Así que, comenzando hoy, fomentemos la participación atlética de nuestros niños e incluyamos al deporte en la rutina de nuestras familias.


Diversión Infantil Económica

Marisol Muñoz-Kiehne, PhD y Rona Renner, RN
Baja PDF

Si usted es como muchos padres de familia, se encuentra preocupado por la situación económica, y tal vez por su trabajo. Durante estos tiempos estresantes, podemos descubrir maneras de ahorrar dinero mientras reducimos nuestro estrés y nos mantenemos conectados a nuestra familia.

Un paseo a un parque local puede ser tan divertido como un costoso parque de diversiones. Los niños pequeños son buenos ejemplos, ya que disfrutan simplemente jugando y pueden usar su imaginación para inventar actividades y juegos entretenidos. No necesitan juguetes caros o equipo sofisticado, pero sí necesitan adultos con quienes jugar, en lugar de tener siempre la TV como pasatiempo.

He aquí unas ideas divertidas que no cuestan nada o cuestan muy poco:
  • Consiga algunas cajas y corte agujeros de distintas formas y tamaños. Mire cómo sus pequeños entran y salen de las cajas, y guardan y esconden objetos en ellas. Para niños mayorcitos, saque los colores y permita que decoren las cajas.
  • Guarde los recipientes de leche lavados, recorte la apertura superior, y séllelos con cinta engomada. Con el tiempo contarán con bastantes bloques para que sus pequeños jueguen. Son livianos, y es divertido hacer construcciones y derrumbarlas.
  • Haga su propia plastilina. Mezcle 2 tazas de harina, 2 tazas de agua tibia, 1 taza de sal, 2 cucharadas de aceite vegetal, y 1 cucharada de crema tártara. Cocine sobre fuego moderado, y luego añádale colorante de alimento y déjelo enfriar. Siéntense a jugar; el jugar con plastilina reduce el estrés.
  • Lea con sus niños. Vayan a la biblioteca regularmente y permita que sus niños escojan libros para leer juntos.
  • Salgan a caminar en la naturaleza y lleven una canasta para recoger objetos selectos. Cuando regresen a casa, saque papel, pegamento y colores, y usen los “tesoros” de la caminata para diseñar obras de arte, regalos, o postales de Año Nuevo.
  • Saque ropa vieja, anime a sus niños a disfrazarse, y sugiérales que se inventen una obra teatral para deleite de la familia.
  • Jueguen juegos. Puede comprar juegos de barajas y de mesa tanto divertidos como instructivos que durarán años. Sin costo alguno pueden jugar a las mímicas o al esconderse.
  • Horneen un pastel (puede comprar mezcla preparada en la tienda) y permita que sus niños lo decoren con adornos o frutas. Hagan una fiesta y sirvan el pastel.
  • Preparen un día de campo en casa poniendo una sábana en la sala e invitando amiguitos a almorzar.
La diversión familiar no tiene que costar mucho, ¡y sus recompensas no tienen precio!


La Importancia del Juego

Marisol Muñoz-Kiehne, PhD y Rona Renner, RN

¿Recuerda su niñez, cuando no existían los videojuegos ni había tantas preocupaciones sobre la seguridad de los niños al jugar afuera? ¿Cómo pasaba el tiempo con sus amistades? Seguramente usted tenía más tiempo para jugar con su imaginación del que sus niños disponen hoy día.

Al jugar los niños expresan su creatividad, y desarrollan su imaginación, sus fuerzas físicas, y sus habilidades para resolver problemas. Cuando los niños juegan con sus amistades, aprenden y practican el manejo de emociones y las destrezas sociales. Si los niños pasaran más tiempo jugando en las afueras, probablemente tendríamos menos problemas de sobrepeso infantil.

El juego también ofrece la oportunidad de que los padres y los hijos compartan y disfruten juntos. Es un ingrediente importante para la disciplina positiva. Si usted dedica tiempo a sus niños, ellos no se comportarán de mala manera en busca de su atención. Desafortunadamente, en el mundo apresurado en el que vivimos hay menos tiempo para jugar en el congestionado itinerario familiar.

Los niños necesitan tiempo desocupado. Si bien las actividades dirigidas por adultos pueden ser divertidas y educativas, los niños florecen cuando tienen tiempo para descubrir lo que desean hacer, y tiempo para jugar.

Recordatorios:

  • El juego ayuda a los niños a desarrollar cuerpos saludables.
  • Es importante para el desarrollo sano de su cerebro.
  • Es una manera divertida de relacionarnos con otros.
  • Es el trabajo principal de los niños.
  • Los niños aprenden a aprender mientras juegan.
  • Enseña a esperar turnos y a jugar con compañerismo.
  • Puede aumentar la cooperación, la empatía y el control de los impulsos.
  • Ayuda a lidiar con situaciones difíciles y con sucesos traumáticos.

Si bien las materias académicas son importantes para que los niños sean exitosos, el desempeño social y emocional es igualmente importante.

Ideas:

  • Construir con bloques.
  • Cajón con ropa, sombreros, y pañuelos para hacer disfraces.
  • Colgar sábanas y cobijas sobre sillas o mesas, y usar almohadas y cojines para hacer escondites.
  • Dibujar o pintar.
  • Jugar con peluches y muñecos, los cuales se convierten en familiares y amistades.
  • Trepar, saltar y mecerse en el parque.
  • Escuchar música, bailar y cantar.

Libros:

  • 1000 juegos y deportes populares y tradicionales (Pere Lavega Burgues)
  • Cada día, un juego (Mabel Condemarin)
  • Cómo jugar con su bebé (Pat Petrie)
  • Juega con tu Hijo (Salgado Herrera)
  • Juego Divertido, Juego Seguro (Publicado por American Toy Institute)
  • La Guía de los Juguetes y el Juego (Publicado por American Toy Institute)
  • Yo juego, tú juegas, todos juegan (Emanuela Bompiani)

¡Disfrute a sus niños! ¡Disfrute con sus niños!



La importancia de los juguetes

Virginia Montes, licenciada de magisterio de educación primaria, Juguetes
Baja PDF

El juego es una parte fundamental de nuestras vidas. Desde que nacemos el juego es un método decisivo para empezar a aprender de una manera sencilla y divertida. Inevitablemente, los juguetes y el juego marcan nuestros primeros años en la vida.

En la infancia de un niño, el modo principal de aprender y de expresarse es a través del juego, por medio de éste y con los juguetes los niños liberan su mente, desarrollan su imaginación, su creatividad, sus experiencias, sus habilidades, sus ilusiones…, aprendiendo conceptos y actitudes que van formando su personalidad.

Los niños mientras juegan con el entorno aprenden. Es a través de la acción de jugar con la que el niño: aprende a seguir unas reglas, a tener tolerancia, a tener respeto a sus compañeros… y al mismo tiempo, a coger seguridad en sí mismo.

Los juguetes no pueden nunca verse limitados al sexo del niño, ni en modo alguno deben estimular cualidades negativas como: intolerancia, agresividad y violencia.

El juego y los juguetes permiten educar el carácter del niño y estimular en él valores deseables como: altruismo, igualdad, compañerismo, capacidad de cooperación y tolerancia. El juego es la manera con la que los niños descubren, aprenden y evolucionan hacia la vida adulta. No en vano, desde los orígenes del hombre, el juego es la acción espontánea y natural que más tiempo requiere en los primeros años de vida.

Claramente y observando a un niño pequeño es sencillo comprender que desde el principio les encanta jugar con su propio cuerpo: correr, saltar, andar a gatas, empujar… Éstas son actividades cotidianas en el juego de los niños. De esta forma, toda su energía se canaliza en jugar por jugar y los juguetes son el sistema más adecuado para mejorar las destrezas que los pequeños requieren.

Cabe señalar que los juguetes son el método que mejor consigue estimular a un niño, de hecho, le permiten alcanzar y desarrollar las cualidades que necesita: un muñeco logrará que el niño se centre en cogerlo y aprenda a coordinar adecuadamente su ojos y las manos; una pelota que rueda por el suelo le atraerá para seguirla y le ayudará a ejercitar el gateo…

Podemos añadir que los juguetes y el juego desarrollan diferentes cualidades del niño, desarrolla la capacidad comunicativa y lingüística, la psicomotricidad, la mentalidad, da rienda suelta de su creatividad e imaginación, favorece el juego en equipo con otros niños…

Aunque existen juguetes adecuados para cada edad, cuando se compran juguetes hay que tomar siempre en consideración las posibilidades, intereses y gustos personales de cada niño.

Para un recién nacido, el juego y los juguetes permiten mejorar sus habilidades sensoriales, al principio, juega con sus manos y pies, más tarde, comienza a comprender y entender cómo controlar su propio cuerpo.

Al comprar juguetes a un recién nacido se recomienda que promuevan la percepción sensorial y la motricidad fina, dado que por medio de ellos puede explorar el entorno que le rodea. Lo más adecuado son aquellos juguetes blanditos, que no sean duros porque el bebé está empezando a controlar sus brazos y piernas. Por otra parte, los colores negro, blanco y rojo son los más convenientes porque son los que se distinguen primero.

A su vez, también son perfectos los juguetes que cuentan con música y sonidos para favorecer las capacidades auditivas del bebé.

Una vez que el niño ya es capaz de estar sentado sin ayuda o de gatear, los juguetes tienen un papel clave, pues le ayudarán y le empujarán a realizar acciones, como por ejemplo tratar de coger un juguete situado fuera del alcance de su mano. Esto le conducirá a realizar movimientos con brazos y piernas. Así las cosas, los juguetes tienen que ser consistentes y a ser posible con intensos colores para captar su interés.

Con el paso de los meses, los niños van avanzando en sus habilidades y cualidades por medio de los juguetes. Es por ello que lo más adecuado es comprar juguetes con sonidos, formas y texturas variadas para que puedan ir notando las diferencias.

Es indudable afirmar que donde hay un niño siempre hay un juguete. De hecho, los niños son los que dan el valor de juguete a cualquier cosa que encuentren a su paso con ayuda de su imaginación. Por citar algún ejemplo, para un niño el palo de madera de una escoba puede servir a modo de caballo o la rama sin hojas de un árbol en una varita con poderes mágicos. Así pues, para un niño cualquier cosa se puede transformar en un juguete con el que jugar.

Cabe matizar que el juego en grupo mejora mucho y ayuda a la socialización del niño, también favorece los valores afectivos deseables como: amistad, solidaridad, compresión, generosidad, lealtad… Al mismo tiempo que educa en la capacidad de conseguir fines comunes con otros compañeros de juego y adquirir autonomía.

Hoy día y en general, los juegos y juguetes de moda logran que los niños crezcan de manera adecuada. A pesar de ello, muy a menudo se suele creer que los juguetes con dispositivos tecnológicos son los que más van a gustar y divertir al niño, lo cual no es necesariamente así, sino que muchas veces acontece justo lo contrario. Frecuentemente estos juguetes no permiten que los niños exploten todo su potencial. Es habitual en estos casos ver, aunque no siempre, como estos juguetes limitan a los niños únicamente a presionar un mando para ver qué ocurre. Por ello, es necesario insistir en que es muy importante saber elegir bien los juguetes para el niño.

Otro aspecto poco favorable a tener en consideración es que los padres han dejado de proponer espacios de juego para jugar con sus hijos y de fabricar sencillos juguetes en casa. Estas costumbres son realmente aconsejables a nivel emocional para nuestros hijos porque les permiten relacionarse con sus padres consiguiendo un vínculo afectivo fuerte en la familia y una autoestima buena.

Por último, podemos afirmar que los juguetes y el juego han sido, son y serán un modo insustituible para el desarrollo del niño. Y los padres tenemos la responsabilidad de encontrar la manera de dar a nuestros hijos juguetes que sean pedagógicos, educativos y recreativos, además de estar siempre presentes en la fantástica aventura de descubrir con ellos el mundo de los juguetes.



El Juego: Importante para el Desarrollo y Aprendizaje de sus Niños
Marisol Muñoz-Kiehne, PhD
Baja PDF

Importancia y valor del juego en la niñez:

  • El juego es el lenguaje principal de los niños; éstos se comunican con el mundo a través del juego.
  • El juego de los niños siempre tiene sentido, según sus experiencias y necesidades particulares.
  • El juego muestra la ruta a la vida interior de los niños; expresan sus deseos, fantasías, temores y conflictos simbólicamente a través del juego.
  • El juego de los niños refleja su percepción de sí mismos, de otras personas, y del mundo que les rodea.
  • A través del juego los niños lidian con su pasado y su presente, y se preparan para el futuro.
  • El juego estimula todos los sentidos.
  • El juego enriquece la creatividad y la imaginación.
  • El juego ayuda a utilizar energía física y mental de maneras productivas y/o entretenidas.
  • El juego es divertido, y los niños tienden a recordar las lecciones aprendidas cuando se están divirtiendo.

El juego facilita el desarrollo de:

  • Habilidades físicas: agarrar, sujetar, correr, trepar, balancearse.
  • Habla y lenguaje: desde el balbuceo, hasta contar cuentos y chistes.
  • Destrezas sociales: cooperar, negociar, competir, seguir reglas, esperar turnos.
  • Inteligencia racional: comparar, categorizar, contar, memorizar.
  • Inteligencia emocional: auto-estima, compartir sentimientos con otros.

El juego facilita el aprendizaje sobre:

  • Su cuerpo: habilidades, limitaciones.
  • Su personalidad: intereses, preferencias.
  • Otras personas: expectativas, reacciones, cómo llevarse con adultos y con niños.
  • El medio ambiente: explorar posibilidades, reconocer peligros y límites.
  • La sociedad y la cultura: roles, tradiciones, valores.
  • Dominio propio: esperar, perseverar, lidiar con contratiempos y derrotas.
  • Solución de problemas: considerar e implementar estrategias.
  • Toma de decisiones: reconocer opciones, escoger, y lidiar con las consecuencias.

El juego a través de las etapas de desarrollo de los niños:

  • 0 a 1 año: estimulación de los sentidos, repetición, colores brillantes.
  • 1 a 3 años: movimiento físico, comienza el juego imaginativo, juego paralelo.
  • 3 a 5 años: arte, construcción, juego con otros niños o adultos.
  • 6 a 12 años: juego social, juegos de reglas, juegos que complementan las actividades escolares, desarrollo de intereses personales, juego independiente, colaborativo, y competitivo.


Regalemos Regalos Verdaderamente Valiosos a Nuestros Niños

Marisol Muñoz-Kiehne, PhD

Padres de familia, “No todo lo que brilla es oro.” El mejor regalo para nuestros niños y familias no se vende en la juguetería ni en la joyería, pues como asevera el refrán popular: “El tiempo es oro.” ¡Ningún regalo es más valioso que el tiempo que dedicamos a nuestros seres queridos, especialmente a los niños!

Nuestros niños y hogares son bombardeados por ofertas de una multitud de productos que prometen traerle sonrisas y buenos ratos a quienes los compren: juguetes de todo tipo, videojuegos y otros aparatos electrónicos, ropa de última moda para todos, artículos llamativos, atractivos, divertidos, y algunos supuestamente educativos…

Mas, como dice la canción de Franco de Vita: “No basta con comprarle curiosos objetos… No basta, cuando lo que necesita es afecto… Aprender a dar valor a las cosas, porque tú no le serás eterno…"

Los padres no les seremos eternos a nuestros niños. Lo que sí es eterno son los recuerdos de regalos significativos. ¿Qué hace memorable un regalo? ¿Qué regalos de su niñez recuerda usted? ¿Acaso recuerdan sus niños los regalos que recibieron el año pasado para su cumpleaños o Navidad?

Queremos que nuestros hijos lo tengan todo, mas aparte de complacer algún antojo podemos enseñarles sobre regalos que valen mucho más, a ellos y a los demás, regalando nuestro tiempo, ejemplo, talento, alimento, ¡y hasta sangre y órganos!

He aquí una docena de guías para inspirar nuestras listas de regalos:

1. Recordemos que los regalos verdaderamente importantes no se compran ni se venden.
2. Preparemos “certificados de tiempo” a ser compartido con la familia en actividades o paseos.
3. Regalémosle a los niños oportunidades de participar en obras comunitarias o caritativas, regalando alimento y compartiendo sus pertenencias con los más necesitados.
4. Regalemos regalos únicos y personales, hechos a mano por los niños o con los niños.
5. Iniciemos con otras familias intercambios de regalos ya usados, tales como ropa, libros, películas, y juguetes.
6. Cultivemos los intereses y talentos de los niños regalándoles clases de música, deportes, artes marciales...
7. Enseñémosle a nuestros niños a usar la razón, no sólo la ilusión, al pedir regalos.
8. No nos olvidemos de regalar libros para cualquier fecha especial.
9. Tengamos en cuenta un presupuesto realista a la hora de hacer regalos, y explicarle a los niños que hay límites a la cantidad que hemos de gastar.
10. Consideremos hacer regalos de vida, donando sangre e inscribiéndonos como posibles donantes de órganos.
11. Pensémoslo bien antes de regalar mascotas, ya que los animales no son juguetes.
12. Al regalar juguetes, consultemos fuentes fiables, tales como Medios con Sentido Comun y Healthy Toys.

En toda ocasión en que deseemos agasajar a nuestros niños y otros seres queridos, recordemos que siempre podemos hacer regalos verdaderamente valiosos, inspiradores, e inolvidables: nuestro tiempo, talentos, ¡y ejemplo!


Los Videojuegos y Nuestros Niños

Marisol Muñoz-Kiehne, Ph.D.

Los videojuegos se han convertido en uno de los pasatiempos más populares de nuestros niños. Hoy día ¡hasta existen videojuegos dirigidos a los bebés! Por buena razón y con muy buenas intenciones muchos padres de familia, educadores, y profesionales de la salud han cuestionado la influencia de los videojuegos en el desarrollo y aprendizaje infantil. Ciertamente los videojuegos ya forman parte del mundo de nuestros niños, mas éstos no son aparatos inofensivos.

Como los cuchillos, algunos videojuegos pueden ser herramientas útiles para cocinar y tallar, mas también son armas peligrosas, capaces de dañar y mutilar.

Utilicemos los aspectos provechosos y reduzcamos los aspectos dañinos de los videojuegos recordando las 5 “C”:

Conciencia:

  • Prender y apagar los videojuegos a conciencia, no automáticamente.
  • Pensar al elegir el “cuál” y el “cuándo” del usarlos.
  • Enseñar a los niños a seleccionar críticamente los videojuegos a jugar y a criticar lo que presentan los videojuegos.

Compañía:

  • Acompañar a los niños cuando juegan videojuegos.
  • Supervisar el tipo de videojuego que juegan, considerando las clasificaciones según su contenido.
  • Hablar sobre la selección de videojuegos; explicarles, preguntarles y escucharles, sobre lo que ven y escuchan en éstos.

Cantidad:

  • Recordar que el uso excesivo de los videojuegos afecta negativamente el desarrollo físico, mental, emocional, y social infantil.
  • Limitar el tiempo que pasan jugando videojuegos, para que se ocupen en actividades más sanas y productivas.
  • Sentar normas sobre el tiempo diario o semanal dedicado a los videojuegos.

Calidad:

  • Recordar que los videojuegos de contenidos violentos o prejuiciado pueden impactar negativamente a los niños.
  • Fijarse en los valores y lecciones que se presentan a través de los videojuegos.
  • Llamar o escribir a las casas publicadoras para felicitar o dar quejas sobre los videojuegos que producen.

Creatividad:

  • Utilizar videojuegos educativos como instrumentos de aprendizaje.
  • Suplementar los videojuegos con libros, diccionarios, mapas, y paseos a museos, zoológicos, y lugares educativos.
  • Tomar ideas de los videojuegos al inventar y modificar cuentos, canciones, bailes y películas caseras.

Ya que los videojuegos son como cuchillos, mantengámoslos fuera del alcance de los bebés. A los pequeños, presentémosles cuchillos de juguete, educativos, para practicar a cortar y tallar cuidadosamente. A los jóvenes, permitámosles usar cuchillos con supervisión y guía. De adultos, ofrezcamos buen ejemplo, usando los cuchillos segura y responsablemente. Y consideremos alternativas al cuchillo; tal vez podemos lograr lo que deseamos con otras herramientas.

El aprendizaje de nuestros niños es una responsabilidad humana, no mecánica. Los videojuegos nos retan a cumplir nuestras funciones con ellos, a comunicarnos, supervisarlos y guiarlos al enfrentar lo que encontrarán en el mundo dentro y fuera de la pantalla de los videojuegos.

Resumimos con 5 “S” en un verso de conclusión:
Por los niños de nuestro corazón,
usemos los videojuegos y la televisión,
ofreciéndoles Supervisión,
una astuta Selección,
y buena Socialización;
prevengamos la Seducción,
para su Superación.